Volver a trabajos destacados

Este verano hemos hecho una instalación un tanto especial de dos toldos extensibles confeccionados en lona de tejido PVC color crema rotulados, pues se ha hecho en la isla de Tabarca, concretamente en el Pub la Cova del Lladre que está situado en pleno núcleo urbano, concretamente en la Calle del Carmen. Un lugar destinado al ocio, en cuyo interior se ha creado un espacio diáfano y agradable, y el exterior está totalmente adaptado a la estética mediterránea con su cubierta de teja y paredes blancas. Para respetar esta estética, los toldos se han confeccionado en un tono de color claro y los herrajes se han lacado en color blanco. Además el modelo elegido es de dos toldos extensibles, ideales para un establecimiento situado a pie de calle, donde da el sol la mayor parte del día, y lo consideramos el más adecuado, ya que con este sistema de toldos extensibles, se pueden cubrir grandes superficies, y una vez plegados, la zona que cubre queda sin ningún obstáculo, libre y totalmente despejada.
Tabarca es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y depende administrativamente de la ciudad de Alicante, pero situada frente a Santa Pola. Sus costas albergaron en el pasado un refugio de piratas berberiscos. En el siglo XVIII, Carlos III ordenó fortificarla y levantar en ella un pueblo en el que alojar a varias familias de pescadores de Génova que estaban cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka. Las murallas que rodean su núcleo urbano han sido declaradas Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.
Sus aguas son Reserva Marina del Mediterráneo por su excelente calidad y por la biodiversidad de su flora y fauna. Los visitantes, además de disfrutar de calas y playas de aguas limpias y transparentes, también pueden pasear por el núcleo urbano y visitar su museo, y desde luego sin olvidar su excelente oferta de restauración, con la posibilidad de degustar el tradicional caldero, el plato típico de la isla.
Aunque normalmente la visita típica suele ser de un día, pues es suficiente para conocer la isla, también tenemos la opción de pasar allí varios días ya que podemos quedarnos a dormir allí debido a la apertura de establecimientos de alojamiento en los últimos años.
Para acceder a Tabarca existen múltiples salidas, con mayor o menor regularidad en función de la temporada, desde el puerto de Alicante en un cómodo paseo marítimo de aproximadamente una hora de duración y también se puede acceder desde El Campello o Benidorm. Pero es Santa Pola la población más cercana y desde donde es más fácil desplazarse a la isla, por ello, este es el lugar desde donde salimos cuando se trata de hacer una instalación de toldos, pues para los trabajadores existe un transporte especial en zodiac que nos lleva en poco más de quince minutos.

toldos extensibles en tabarca

 

Así pues, este fue el medio de transporte elegido para desplazarnos a la isla y efectuar la instalación de los toldo extensibles, unos toldos que a pesar de su envergadura y de su gran resultado, para un profesional que sabe lo que está haciendo, no resulta tan difícil esta instalación, pues consta de unos soportes de aluminio fundido que facilitan su montaje. El resultado ha sido plenamente satisfactorio y de hecho el cliente nos felicitó por el trabajo realizado, pues los toldos extensibles permiten cubrir una amplia superficie, que en este caso es casi toda la anchura de la calle, y esto supone que muchos clientes decidan acercarse al establecimiento que ofrece un lugar sombreado, sobre todo en las horas más fuertes de sol. Además al estar rotulado permite que sea visible desde cualquier punto de la calle, y estéticamente está perfectamente integrado en el ambiente donde se ha instalado.

IMG-20150727-WA0001

admin

One Comment

So, what do you think ?